Malos hábitos energéticos

Malos hábitos energéticos

Como comercializadores de energía eléctrica queremos dedicar este nuevo post a los malos hábitos energéticos que tantas incrementan el montante de la factura de una forma innecesaria y perfectamente evitable. Estamos seguros de que te vas a sentir identificado con más de uno de estos “vicios”.


Somos conscientes de que la factura eléctrica es una de las principales preocupaciones de las familias. Por eso, para reducirla de forma notable es importante que vayamos cambiando algunas cosas en nuestra forma de consumir energía en el ámbito doméstico. En Inserimos queremos ayudarte y por eso queremos buscar contigo la opción más adecuada para tu caso. Es importante, como ya te explicamos en una publicación anterior, optimizar el consumo de los electrodomésticos por ejemplo utilizándolos a diferentes horas. Hay que controlar también la temperatura del aire acondicionado, procurar limpiar cada cierto tiempo la parte trasera del exterior del frigorífico o programar la calefacción individual  para evitar desperdiciar energía. 


Como comercializadores de energía eléctrica te recordamos que otra manera de ahorrar es apostar por los programas de media carga en el lavavajillas. Recuerda que la iluminación representa una tercera parte del consumo eléctrico de nuestro hogar y que cambiar las bombillas de siempre por unas eficientes como los LED puede ser una opción más que recomendable. Tendremos el mismo nivel de luminosidad y además ahorraremos hasta un 50% de la energía porque consumen una tercera parte de energía y aportan menos calor. Volviendo a los electrodomésticos, recuerda que la televisión sigue consumiendo aunque la pongamos en modo standby y que lo ideal si no la vamos a usar en cierto tiempo es desenchufarla del todo.