Reduce el consumo eléctrico de tu frigorífico

Reduce el consumo eléctrico de tu frigorífico

Como te comentamos en nuestra anterior entrada, nos gustaría aprovechar nuestra experiencia como empresa comercializadora de energía en Galicia para contarte cómo reducir el consumo eléctrico en la cocina, una de las partes de la casa en las que el consumo es mayor debido a todos los aparatos eléctricos que hay en ella. Si bien antes le tocó el turno a la placa vitrocerámica, hoy el protagonista es el frigorífico: ¿sabes cómo reducir su consumo energético?

Por todos es sabido que la nevera es el electrodoméstico que más consume dentro de nuestro hogar. Este dato resulta bastante lógico si tenemos en cuenta que se encuentra funcionando las 24 horas del día. En la actualidad, muchos frigoríficos cuentan con una serie de mejoras que reducen notablemente su consumo eléctrico pero aun así, no está de más que tengas en cuenta algunas prácticas como las que ahora te vamos a contar.

Una de ellas es controlar la aparición de placas de hielo. Si tu nevera es no frost no tendrás este problema pero si el modelo es un poco más antiguo, se formarán placas de hielo que te aconsejamos descongelar cada poco tiempo ya que lo único que hacen es provocar que el frigorífico tenga que realizar un mayor esfuerzo por mantener la temperatura media en su interior.

Evita dejar la puerta de la nevera abierta durante mucho tiempo ya que ésta es una de las prácticas que más incrementa el gasto energético de este electrodoméstico. Piensa que mientras dejas la puerta abierta, la nevera está haciendo un consumo extra para evitar que la temperatura interior baje.

Otro de los hábitos que debes procurar abandonar es el de introducir alimentos demasiado calientes en la nevera. Si justo acabas de cocinar algún plato, no lo metas inmediatamente en el frigorífico. Espera a que se enfríe fuera y guárdalo cuando su temperatura sea más templada.

Como ves, estos pequeños gestos pueden hacer mucho. Como empresa comercializadora de energía en Galicia sabemos que un consumo más responsable es posible si comenzamos a poner en práctica pequeños hábitos como los que te proponemos en Inserimos.