El parón de 21 de las 58 nucleares francesas y el desplome de las renovables vaticinan nuevas subidas.

El precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35 % sobre el recibo final, mientras que alrededor del 40 % corresponde a los peajes y cerca del 25 % restante al IVA y al impuesto de la electricidad. El Gobierno ha congelado para 2017 los peajes y los cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados. El problema está en el mercado mayorista.

La subida del coste de la luz en el mercado mayorista se debe sobre todo a la menor contribución de las renovables y especialmente de la eólica, cuya entrada masiva en el sistema eléctrico produce un efecto depresor en los precios.



Publicado: 13 de Febrero de 2017