El precio indexado es un modelo de contratación de la electricidad en el mercado libre, que está disponible sobre todo para los clientes profesionales, dado que son los que realizan un consumo más elevado del mismo.

Esta tarifa eléctrica es contratada por grandes empresas, que dedican el gasto de luz a negocios como restaurantes, hoteles, granjas o lo necesitan a nivel industrial. Por ello, la tarifa indexada puede ofrecerles un mayor ahorro en la factura eléctrica, si se compara con las tarifas fijas.

En este tipo de tarifa el precio de la luz se actualiza cada hora, esto dificulta al consumidor saber cuánto va a pagar. Como mucho, es posible conocer el precio de la energía en el pasado o bien una media anual para evitar estacionalidades. Así que lo que resulta clave es tener claro el margen de comercialización que añade cada compañía.

Más información


Publicado: 18 de Febrero de 2017